23:28 | Author: Inma

Sencillez plena, humildad total, bondad al completo, generosidad al máximo, fortaleza grandiosa, optimista siempre, alegre de por vida...son algunas de las características que complementan la seriedad, la disciplina, el orden, la elegancia, la fe interior...Todas ellas y un sin fin más son propias de los dioses que conviven conmigo. Como ya dije anteriormente les debo todo lo que soy, todo lo que tengo, todo lo que queda por venir, por vivir. Sus enormes esfuerzos por dar todo, absolutamente todo a sus hijas les han echo que tengamos tanto amor y tanta admiración por ellos.


Salieron de familias pobres y humildes, emigrantes a marruecos y gaditanos en sus respectivos casos; muchísimos sudores y lágrimas para llegar a donde han llegado y conseguir todos los proyectos que anhelaban cuando jóvenes. Algunos fracasaron, otros reinaron...pero el más grande de todo lo han conseguido: educar a sus hijas. Cuando tienes que tirar sola de tu familia porque tu esposo trabaja de 7 de la mñ a 2 de la madrugada cuando también tu madre, inválida, vive en casa, cuando no sabes como compaginar la educación de ambas niñas xq son tan distintas y los tiempos han cambiado... La pequeña, demonio donde las haya, llega cuando tienes 41 años y lo veis como un regalo divino, aunque te falten fuerzas físicas para correr tras ella...eso merece el más grande de los aplausos y el mayor de los reconocimientos, por eso yo os lo hago. A ti mama y a ti papa, por ser los mejores padres del mundo y mantener nuestra familia unida a pesar de las dificultades. Por enseñarnos lo más valioso del mundo, el amor.
Category: |
You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 1 de enero de 2009, 2:23 , BALÚ dijo...

seguro que ellos tb estan orgullosos de ti..cuidalos SE FELIZ